Zona El Barco

Mario Casas: “Todo lo que veo son series de fuera”


El actor Mario Casas ha comentado, durante la presentación en Vitoria de la segunda temporada de “El Barco”, que dedica muy poco tiempo a ver la televisión y que sigue series americanas como “Hijos de la Anarquía” o “En terapia”.

Dicen que “en casa del herrero, cuchillo de palo”, un refrán que se ajusta al actor Mario Casas, quien a pesar de protagonizar la exitosa serie “El Barco”, que regresa este mes a la pequeña pantalla, reconoce que “apenas ve la televisión” y que todo lo que sigue “son series de fuera”.

En la nueva temporada, Ainhoa, el personaje interpretado por Blanca Suárez, debe decidir si acepta la amenaza de Gamboa (Juan Pablo Shuk) y se distancia de Ulises. “Él está en ese barco por Ainhoa y le va a asfixiar estar en él sin ella”, avanza sobre la evolución de su personaje en la serie, cuya segunda temporada ha presentado este viernes en el FesTVal de Vitoria.

“A mí siempre me han criticado por ser actor de televisión”, se ha quejado el artista, que se dio a conocer gracias a otros trabajos en este medio como “SMS” o “Los hombres de Paco” y que ha vuelto a conocer las mieles de la fama con “El barco, el mayor éxito estrenado en la televisión generalista en los últimos dos años.

“Después de “Los Hombres de Paco tenía pensado tomarme un descanso de un año, pero por la cadena, el elenco y los directores no pude decir que no”, cuenta sobre su incorporación a “El Barco”.

Preguntado por el reciente aumento de los llamados “actores de cine” que debutan en la pequeña pantalla, él responde que “no les queda otra”, que cada vez se invierte más dinero en televisión y que, por contra, son menos los guiones cinematográficos.

“Ahora los actores de cine hacen tv-movies o hacen miniseries o una serie completa y dicen que es que es muy buen producto. Hay que verlo, pero tanto El barco como Los hombres de Paco son buenas series”, reivindica.

El actor considera un “privilegio” y “una cuestión de suerte” el poder trabajar tanto en la televisión como en el cine, donde ha protagonizado con cierto éxito títulos como Tres metros sobre el cielo o Fuga de cerebros.

Toda una legión de fans

Casas no baja la guardia y replica ante su buena racha que “ahora estoy yo y el año que viene estará otro. Lo importante es trabajar, ser contundente, hacer bien las cosas y que la gente hable bien de ti”.

Se muestra además consciente de su tirón entre el público joven – “que ponen la tele y van al cine para verme”, añade-, por lo que dice entender “perfectamente” el fenómeno fan y dice que “nunca es la gente la que hace daño, sino otros medios que dicen mentiras”.

Orgulloso, habla de su nueva película, “Grupo Siete”, de Alberto Rodríguez, “una película que va a dar bastante de qué hablar, en la que se verá una parte nueva de mí, con Antonio de la Torre al lado todo el tiempo, en un tú a tú con un pedazo de actor”.

Asegura que siempre ha hecho las cosas porque le gusta el guión o porque ha habido feeling con el director y que las nominaciones o los premios le dan igual. “Estoy orgulloso de lo que he hecho y de lo que dado”, afirma.

El actor, que en vivo muestra una vis cómica apenas explotada, se muestra dispuesto a explorar más esa faceta, incluso para afrontar un monólogo humorístico, pero precisa que “la comedia es el género más complicado” y que nunca se “tiraría a la piscina”.

Entre sus objetivos futuros se encuentra aprender inglés, pero asegura que no para probar el mercado extranjero, sino para formarse. Quizás también para entender en su idioma original series americanas como “Hijos de la anarquía” o “En terapia”, ya que -según reconoce a su pesar- ve muy poco la televisión. “Veo todo series de fuera”, dice con media sonrisa pícara.

Fuente