Zona El Barco

Mario Casas: “Ser el chico de moda implica responsabilidad”


Sus papeles, sean de macarra o de buenazo, roban corazones en la pequeña y la gran pantalla. Es uno de los chicos más populares del país.

Pertenece a una nutrida generación de actores muy jóvenes, que son una auténtica mina de oro para la televisión y el cine español. Un selecto grupo en el que sus integrantes han sido catapultados a la fama en muy poco tiempo y en el que llama especialmente la atención el ascenso al estrellato de un coruñés de 24 años: Mario Casas. El chico de moda e ídolo indiscutible de las adolescentes, que lleva consigo a un ejército de fans allá donde va y que procura vivir su momento “sin que se le vaya la cabeza más de la cuenta”. Mario Casas empezó muy pequeño en el mundo de la publicidad pero fue a los 18 años cuando debutó en el cine de la mano de Antonio Banderas con “El camino de los ingleses”. Una película a la que siguieron otras como “Fuga de Cerebros”, “Mentiras y Gordas”, “Carne de Neón”, “A tres sobre el cielo”, “La Mula” (pendiente de estreno) y “Grupo 7” (filme que graba en la actualidad en Sevilla). Aunque sin duda ha sido la televisión el medio que más popularidad le ha otorgado. Su mirada penetrante y cautivadora personalidad enamoró a las chicas de este país en “Los hombres de Paco” o “El Barco”, serie de éxito que ya está grabando su segunda temporada.

“Sé que soy el chico de moda y muchos hablarán de mí, pero es lo que hay”. “Estar en el candelero implica responsabilidad y no me queda otra que seguir trabajando lo mejor posible y empaparme de todo lo que me está pasando. Hago lo que me gusta y me considero un afortunado de tener tantos proyectos en estos tiempos de crisis que vivimos. Sinceramente, creo que me ha tocado la lotería”.

“Aunque todos piensen lo contrario, no me veo, ni me siento, como un sex symbol“. “En mi profesión es muy normal que la gente se te acerque, al fin y a cabo vivimos del y para el público. Trabajamos con el objetivo de que la gente vea la televisión o vaya al cine, y no nos podemos quejar de que quieran saber más de ti o se interesen por las cosas que te pasan. En cuanto a lo de ligar más, soy un niño de 24 años y es lo que me ha tocado. Prefiero seguir trabajando y vivir lo mejor posible. Lo que me está pasando es increíble”.

“Paso de buscarme en Google”. “Si algo he aprendido a lo largo de mi corta trayectoria es que hay que tener cuidado de lo que dices porque es muy fácil interpretar mal alguna frase, aunque lo cierto es que siempre me han tratado con mucho respeto. Que la gente quiera saber mucho más de ti es parte de esta profesión y tienes que estar preparado para todo, lo bueno pero también lo malo. Por eso, a veces, es mejor no estar obsesionado con los comentarios sino intentar aprender de ellos”.

“La prensa me trata bien”. “El truco para llevarte bien con ella es tratar con respeto a todos los medios, sin distinciones, vengan de donde vengan. Al menos, a mí me han educado así. Que especulen con tu vida puede ser la parte menos buena de ser popular, pero lo cierto es que nunca me he sentido mal tratado. Hay que entender su trabajo, si te han pillado…”.

“Si no trabajo fuera de España es porque aún no me han ofrecido nada”. “Yo no le hago ascos a nada, pero lo cierto es que todavía no he tenido oportunidades fuera. Tampoco me obsesiona, porque no me faltan los proyectos aquí. Pero sí que me gustaría trabajar en Hollywood o por Europa algún día. Todo a su tiempo, mientras seguiré formándome”.

Fuente