Zona El Barco

Javier Hernández: «Me encantaría que Vilma y Piti acabaran juntos»


Javier Hernández ha venido a un videoencuentro en directo y ha respondido a los fans de la serie. Además, ha venido Ally, la chica de #LosAngelesDePiti que conquistó el corazón del ‘don Juan’ de El Barco. Además, el actor ha hecho hincapié en la buena relación que tiene con su amiga y compañera de reparto Marina Salas.

Una experiencia increíble, así ha definido Javier el momento por el que está pasando desde que se embarcó en esta aventura. Anteriormente, había hecho capitulares en algunas series, de entre ellas Física o Química dónde dio vida a Marcos, el problemático chico que se interpuso entre la relación de David y Fer y acabó atropellando a Paula al final de la quinta temporada. Pero el papel que recuerda con más cariño es el de Rodrigo, en La Princesa de Éboli. Un trabajo del que se siente muy orgulloso y al que guarda un cariño especial. Además, Javier Hernández se ha deshecho en halagos para Belén Rueda y el resto del reparto.

Y sobre sus compañeros en el Barco también ha querido hablar, haciendo especial hincapié en la estrecha relación que mantiene con Marina Salas con la que ya coincidió en otro proyecto y con la que le une una bonita amistad. Precisamente las secuencias con ella son las más fáciles de rodar según ha afirmado por la complicidad que hay entre ellos y por la generosidad de Marina como actriz. «Lo difícil de un actor es saber escuchar y escuchar a Marina Salas es una ayuda increíble».

Piti está decidido a ser el padre del niño que espera Vilma, la relación entre ambos personajes es muy buena y cada vez hay más acercamientos. De hecho, a Javier le encantaría que los dos terminaran juntos.

Por ahora, él no se ha mareado en el barco real y no ha tenido que recurrir a las famosas biodraminas y aunque no ha ido mucho a Valencia nos confiesa que es una pasada subirse a bordo de ese barco y disfrutar en los tiempos libres de una puesta de sol en alta mar. «Una noche de rodaje hicimos una cena con toda la tripulación y fue increíble», ha contado.

Enamorado de la profesión, no siempre tuvo claro que quería dedicarse al mundo de la interpretación, pero sí al del cine. Por ello estudió fotografía.

Javier Hernández nos ha confesado que ya le ha cogido demasiado cariño a Piti y aunque no se parece mucho a él, ambos son optimistas, pero el personaje mucho más que él.

¿Y de chicas?, Javier Hernández también nos ha contado cómo sería su ángel ideal, una chica divertida, sencilla y sincera, «aunque si es guapa mucho mejor».

Simpático, accesible y asombrado por la repercusión de su personaje y de la serie, Javier Hernández se ha despedido de todos los internautas invitándoles a seguir navegando con él y todo el equipo por mucho tiempo.

Fuente