Información » Personajes » Salomé Palacios

“Eso no es un problema, lo que pasa es que no has comido bien”

Es una mujer criada entre marineros, está de vuelta de todo y es imposible de camelar. Rezongona, protestona y cascarrabias, es el espejo perfecto de De La Cuadra. Es la única persona del mundo ante la que éste se arruga, ya que la mayoría de veces le termina desarmando y dejando sin argumentos.

Tiene a la tripulación en el bolsillo gracias a su maña en la cocina. Su instinto maternal la lleva a ser la gran protectora de los chicos, a los que se lo perdona todo, siempre que no se la jueguen a ella. Sus grandes debilidades son Valeria, la hija pequeña del Capitán, y el Burbuja. Cree que cuanto más mayor te haces, peor persona te vuelves.

Interpretada por Neus Sanz.

Primera temporada

Salomé es la cocinera del barco y una persona cariñosa y cercana para todos los alumnos/as del Estrella Polar que no dudan en recurrir a ella en busca de consejo o ayuda.

Durante la tormenta que desencadenó el cataclismo trató de tranquilizar a los alumnos mientras éstos cenaban en el comedor. Fue una de las primeras en enterarse de que el mundo, tal y como lo conocían, había desaparecido. Esto sucedió cuando Burbuja le llevó a la cocina el pez abisal que atacó a Vilma para que hiciese una sopa con él. Salomé se asustó al sospechar que algo malo había ocurrido y Burbuja le estuvo explicando a la cocinera la posible procedencia de ese pez y dejó escapar, sin darse cuenta, que la tierra había desaparecido.

Desolada y triste después de descubrir que el mundo se había acabado decidió subir a cubierta con una copa y una botella de vino para poder beber y reflexionar. Más tarde, Julián (el Primer Oficial del barco) se sentó junto a la cocinera, se bebieron la botella entre los dos, se besaron y terminaron juntos en el camarote. La que prometía ser una intensa noche de pasión quedó frustrada cuando Julián regresó de nuevo al camarote con un preservativo y vio que Salomé se había quedado dormida.

A la mañana siguiente, desbordado por la situación y después de aquel plan fallido, Julián le comentó a Ricardo Montero que tenía dudas de su relación sentimental con Salomé ya que todo estaba sucediendo demasiado rápido. Para desgracia de Julián, Salomé se enteró de toda la conversación y la cocinera no dudó en recriminarle que, después de tantos años juntos, aquella noche había sentido que tal vez podría haber algo bonito entre ellos dos, pero se había dado cuenta de que no era así. A esto se suma el hecho de que Salomé tampoco le pasa ni una a Julián, por ejemplo cuando le recriminó las malas formas con las que trataba a su hijo Ulises (por el que Salomé también se preocupa) o cuando insultó a Burbuja.

Para fortuna de Salomé y Julián, todas estas continuas y tensas discusiones de pareja terminan solucionándose de manera positiva. Ambos han demostrado que, a pesar de todo, se quieren y están profundamente enamorados el uno del otro.

Buena prueba de esa fidelidad fue cuando Salomé le confesó a Palomares que estaba buscando el perdón de Dios por sentirse tan feliz con su relación en tiempos tan complicados y difíciles. Sin embargo Julián interpretó este hecho de manera diferente, creyendo que Salomé le iba a abandonar en breve. Tras intentar sonsacar sin éxito a Palomares fue la propia cocinera la que terminó contándoselo todo. También cuando Julián le pidió matrimonio a Salomé después de que ésta sacara del estómago de un pez un anillo de compromiso. Salomé lo interpretó como algo poco serio y muy poco romántico ya que el anillo pertenecía a otros propietarios completamente desconocidos para ellos. Pero después de mantener una conversación con Julia Wilson y de verse a salvo de los peligros de la niebla tóxica, Salomé le dijo a Julián que, si su pedida de mano iba en serio, aceptaría encantada. Julián terminó colocándole a Salomé el anillo en la mano después de que ésta limara las iniciales de sus antiguos pretendientes.

Tanto Salomé como Julián se han mostrado mutuamente sus verdaderos sentimientos y sus intenciones de contraer matrimonio. Sólo el cáncer de próstata que Julián padece y que mantiene en secreto puede enturbiar el rumbo de esta consolidada relación de pareja.

Burbuja también es alguien muy importante en la vida de Salomé. Ella le aprecia como a un hijo y conoce algunos de los secretos de su pasado, como que se graduó en la Universidad de Harvard o que tuvo una novia llamada Marimar. Salomé ocultó a Burbuja este tipo de información cuando él la preguntó, posiblemente para que no recordase cosas que pudieran hacerle daño. Pero una de las veces Burbuja descubrió que Salomé le había mentido, ya que ésta le dijo que todo lo que le pasaba lo había soñado. Burbuja descubrió que la cocinera guardaba una caja con una serie de evidencias de que los recuerdos que le estaban aturdiendo eran reales. Este hecho no supuso ningún problema entre ambos, a pesar de que Burbuja le echó en cara que le hubiese mentido.