Información » Personajes » Estela Montes

“Si quedamos 42 personas vivas en el mundo, prefiero que haya alguna feliz”

Tranquila y poco competitiva, casi nada la altera. Tiene una gran capacidad empática y tiende a quitarle hierro a los problemas. Es algo lenta para números y teorías, pero sabe al minuto si alguien está triste.

Tiene un cuerpazo de escándalo y vuelve locos a los chicos, que la toman un poco el pelo porque no tiene malicia. Siempre dispuesta a ayudar, no dudará en acompañar a su compañero Ramiro en una arriesgada aventura para que no se sienta sólo.

Es una chica feliz, sensata, un poco pija pero que cuenta con gran inteligencia emocional y un gran corazón.

Interpretada por Giselle Calderón.

Primera temporada

Estela es una alumna que embarcó en el Estrella Polar para iniciar unos estudios de dos meses de duración. Comparte camarote con Ainhoa y Vilma.

Al poco tiempo de zarpar,  acompañó a Ramiro en su empeño de abandonar el barco para buscar cobertura. Posteriormente los dos tuvieron que ser rescatados por Ulises y traídos de vuelta al Estrella Polar tras desatarse, en alta mar, la fuerte tormenta que provocó el cataclismo.

Desde el principio, Estela se sintió atraída por Ramiro, pero esos sentimientos no fueron correspondidos como ella quería ya que Ramiro apostó por que su novia Pilar (a la que dejó esperando en tierra) seguiría viva. Ramiro así se lo hizo saber a Estela cuando Piti organizó una sesión de citas rápidas en el club. Tras la confesión de Ramiro, Estela se quedó triste y desolada pero después aprovechó Piti para contarle a la joven que había organizado lo de las citas rápidas para poder decirla todo lo que sentía hacia ella y le demostró lo mucho que le importaba.

Pronto los sentimientos entre Piti y Estela se acrecentaron hasta el punto de hacer el amor tras una puerta y llamar la atención de varias personas, entre ellas la de Vilma que se enfadó cuando descubrió a la pareja. El enfado de Vilma derivó en una discusión con Estela. Lo primero que hizo Vilma fue echar a Estela del camarote que compartían con Ainhoa y, posteriormente, tuvieron una fuerte pelea en las duchas. Vilma la echó en cara a Estela el haberse enrollado con Piti sólo porque Ramiro la rechazó y esta a su vez le reprochó a Vilma que parecía no estar interesada en Piti y que fue otro el que la dejó embarazada. Ambas tuvieron que ser separadas por Palomares y Piti. Posteriormente Estela pidió disculpas a Vilma insistiendo en que pensaba que no estaba interesada en Piti y ésta, a su vez, le confesó que la razón de su pelea fue porque se sentía muy sola ya que todo el mundo se estaba apoyando en alguien en estos tiempos difíciles. Como buenas amigas que fueron, sellaron la paz compartiendo una galleta e incluso pensaron en la forma de organizarse para poder compartir a Piti.

Días después, Estela sufrió un ataque de ansiedad como consecuencia de una intensa ola de calor que además trajo consigo la aparición de cangrejos. Cuando Julia determinó lo que le sucedía a Estela, el capitán trató de ayudarla. Para ello confinó a todos los alumnos/as en un punto del barco, dejando el resto para que Estela estuviese sola hasta que se recuperase. El gesto del capitán fue muy apreciado por Estela hasta el punto de preparar una cena y esperar al capitán en su camarote. Cuando Ricardo fue a su camarote se encontró allí con Estela. Tras beberse una botella de vino, Ricardo se dio cuenta de cuáles eran las verdaderas intenciones de la joven y le dijo que lo que había hecho por ella lo hizo en su deber de capitán, porque entre sus responsabilidades estaba la de cuidar a todos los alumnos/as del barco. Estela fue más allá y terminó dándole un beso al capitán, quien se quedó muy sorprendido.

Estela le contó a Vilma lo que había sucedido entre ella y el capitán, pero su compañera de camarote pensó que Estela no se había parado a pensar las cosas y que todo podría ser fruto de una obsesión.

Estela no desistió en su intento de ganarse el amor del capitán. Para ello se ofreció como voluntaria en una de las clases que Ricardo impartió sobre la colocación del arnés, pero lo único que consiguió fue una bronca por no tomarse la clase en serio. No se rindió y volvió a hablar con Vilma, quien animó a Estela diciéndola que si el capitán se había dejado besar era porque sentía algo y le hizo una demostración besando a Piti. Tras esto, Estela fue a hablar de nuevo con el capitán porque tenía dudas pero éste le confesó que no estaba interesado en ella. Aún así Estela le volvió a besar y Ricardo la pidió que se marchara. En su último intento se metió desnuda en la cama del capitán hasta que éste la expulsó de su camarote. Estos dos últimos encuentros con Estela fueron un tanto comprometidos para Ricardo ya que Julia Wilson (por quién verdaderamente el capitán sentía algo) se quedó muy sorprendida al verles juntos. Precisamente Estela suponía un obstáculo para el capitán en su intento de conquistar a Julia Wilson.