Zona El Barco

Descubriendo ‘El Barco: Estrella Polar’, más anécdotas de los rodajes de la serie


Si te gustaron las anécdotas que os contamos hace unos días sobre los platós y decorados de ‘El Barco’ que nos contaron durante la presentación del juego oficial de ‘El Barco’, hoy os traemos más… ¡no te las pierdas!

Algunas de las escaleras realmente no llevan a ninguna parte. Por ejemplo, en unas que se supone que son para bajar, los actores tienen que empezar la secuencia agachados y fingir que suben escaleras detrás de un muro.

Algunas de las cajas de la enfermería están llenas de lacasitos.

La mayoría de las cocinas en las series no suelen funcionar y se recurre a gente de efectos especiales, pero la cocina de ‘El Barco’ funciona de verdad y tiene ese olor característico de cocina.

Los marineros verdaderos acudieron a plató para ayudar con la decoración y con los distintos nudos, y alucinaron con los decorados ya que estos son más grandes que el barco de verdad. Lo más proporcional son los camarotes.

El equipo de decoración está continuamente trabajando y los encontramos construyendo nuevos decorados con los que nos sorprenderán en futuros capítulos… ¿qué será?

En los pasillos hay muchas puertas que llevan a zonas vacías para que se coloque el equipo o actores para entrar y salir en escena.

Las duchas de los camarotes del capitán y de los profesores no funcionan, pero las de los alumnos sí.

Todo el equipo utiliza los términos de marinería para referirse a cada una de las zonas del barco (proa, babor, etc).

Para simular la reflexión de la luz sobre el mar que se proyecta en los ojos de buey utilizan espejos… ¡están atentos a todos los detalles!

Todas las fotos de los platós de ‘El Barco’, haz clic aquí