Zona El Barco

Christophe Miraval habla para Zona El Barco


Christophe Miraval interpretó en “El Barco” a ‘Philippe’ la pareja sentimental de la científica ‘Julia Wilson’ y es uno de los máximos responsables del proyecto del acelerador de partículas. El actor habla para Zona el Barco ¿Quéreis saber lo que nos ha contado? Pues no es perdáis esta fantástica entrevista en exclusiva.

Antes de empezar muchas gracias por habernos concedido esta entrevista para Zona el Barco. Desde quí le deseamos mucha suerte en su carrera profesional.

Sobre el actor

¿Tenías claro desde pequeño que querías ser actor?

Muy pequeño, me fascinaban los payasos pero no les acababa de pillar el punto, no sabía si me caían bien o mal, pero sus historias me apasionaban. Algo mayor, descubrí el cine, las historias bien contadas, que me llevaban a otro lugar. Por circunstancias que no vienen al caso, actuar no era una opción de vida. Me dediqué a muchas otras cosas antes de intentar vivir de ser actor.

Si no hubieras sido actor, ¿A qué te hubieses dedicado?

Podría contestar a la pregunta si llevara 10 o 20 años trabajando como actor. De momento me dedico a esto, pero estoy en el camino de ser actor. Es muy largo, trabajoso, e incierto.

¿Cómo fueron tus primeros pasos en el mundo de la interpretación?

Hace unos años, mi chica no me notaba muy a gusto en mi trabajo. Sabía que había hecho teatro universitario y me regaló un curso de arte dramático, de estos que puedes ir por las noches. Luego fui a otro y a otro. Un representante me contactó al final de una función de fin de curso para representarme. Se lo agradezco mucho porque es algo que me parecía muy lejano y no me había planteado del todo. Fueron saliendo trabajos como actor. Más tarde, dejé mi trabajo anterior y hasta hoy…

Tiene experiencia en cine, teatro y televisión. ¿Con cuál se quedaría y por qué?

Los tres tienen mecánicas muy distintas. Nuestro oficio consiste en contar historias y en esencia, los tres medios son iguales. Técnicamente, en el teatro, hay más control sobre lo que haces, en cine y televisión, el montador (y el director) controla lo que has hecho. Puestos a pedir, me quedaría con los tres. Dice Miguel Rellán que decía Fernando Fernán Gomez que el peor trabajo es el que no se hace.

¿Es fácil compaginar las tres ramas de la interpretación a la vez?

Ojalá tuviera el problema de compaginar cine, teatro y televisión. Menudo problema. Sería únicamente un problema de agenda en todo caso.

Es conocido por su aparición en “Los hombres de Paco” en donde interpretó a ‘De Gaulle’ durante la quinta temporada. ¿Qué destacaría de su presencia en aquella serie?

Un reparto excepcional con el que aprendí muchísimo. Un equipo estupendo, orgulloso de participar en esta serie (bueno eso parecía). Cada uno hacía muy bien lo que le tocaba. Los Pacos era una maquinaria espectacular -como lo es El Barco- y como tuve la suerte de participar en varios capítulos, disfruté como un niño (aunque De Gaulle era muy serio, por dentro yo me lo pasaba bomba).

¿Cuáles son los próximos proyectos de los que formará parte?

En breve se estrenará la TV Movie de Miguel Bardem «Matar a Carrero Blanco» con una nueva teoría muy interesante sobre la autoría del atentado. Bueno, interesante para mi: si no fuera por ella, no estaría mi personaje. Y en Febrero apareceré en «Amar en Tiempos Revueltos» un personaje con el que estoy disfrutando como un chiquillo.

¿Cuáles son tus aficiones? ¿A qué dedicas tu tiempo libre?

Son aficiones muy originales: familia, amigos, música, deporte, viajes, cine, teatro…

¿Cuál es tu mayor sueño o meta que deseas cumplir?

Seguir siendo actor. Seguir.

Sobre la serie

¿Cuáles fueron tus primeras impresiones cuando te dijeron que ibas a participar en “El Barco”?

Bueno… pegué botes de alegría, literalmente. Estaba en la playa, podía saltar todo lo que quisiera. Sabía de que iba la serie – un reparto muy cerrado en un barco- y claro te dicen, «Te quieren para El Barco», y piensas, ‘¡Gloria!’. Luego, mi representante, Antonio Rubial, de Kuranda, matizó, «Eh, si bueno, pero, tú, no estás en el barco propiamente dicho». Estoy en «El Barco», pero no estoy en el barco. Pues vale. Tiene tela la cosa, ¿o no?.

¿Qué nos puedes decir acerca del equipo con el que has trabajado en la serie?

Es básicamente el mismo equipo que en Los Pacos, empezando por los directores, Fernando y David, y muchos otros compañeros que me hizo ilusión volver a ver (primero porque tras los Pacos no se habían ido al INEM, y luego por lo que ya he dicho) . Además, ya lo ven, trabajan de maravilla. Dios está en los detalles, y ellos también.

¿En qué consiste el denominado “proyecto del acelerador de partículas”?

Es una freakada (y está mal que lo diga ‘Philippe‘ pero es muy fuerte)… Es un proyecto científico real, pero es algo como de ciencia ficción, no me extraña que haya inspirado a los guionistas de la serie. Son muchísimas las preguntas sin responder sobre el mundo que nos rodea. Los investigadores se devanan los sesos para encontrar respuestas. Concretamente el acelerador de partículas que sale en la serie es un pedazo de túnel de 27 km de circunferencia -existe, aqui, en Europa, debajo de Suiza y Francia- dentro del que se lanzan partículas, protones, en sentido contrario, a gran velocidad para que choquen entre sí y estallen en otras partículas más pequeñas. Es la única manera que han encontrado los científicos para romper partículas y ver de que están hechas, posiblemente de partículas más pequeñas que no conocemos, pero que los científicos intuyen y cuya existencia conocen en teoría. Estos descubrimientos podrían tener múltiples aplicaciones en muchos campos de la ciencia, medicina, genética, electrónica, etc… Teóricamente, esto permitiría también encontrar una partícula en especial, que tiene nombre de personaje de Tolkien, el bosón de Higgins. Confirmar la existencia de esta partícula permitiría por fin una teoría unificada del universo. Y saber un poco más, o saber a secas, si esto del Big Bang es cierto, cómo ha sido la creación del Universo, si existen universos paralelos, etc… Como ve, casi nada.

…Pero hay una posibilidad, real, entre un millón de que el acelerador de partículas falle y provoque micro-agujeros negros… Y eso es lo que ha disparado la imaginación de los creadores de la historia de «El Barco«. El acelerador existe en la vida real, sus riesgos también, pero lo pusieron en marcha y aquí seguimos. (si buscan en Internet, hay hasta sitios webs que alertaban seriamente de los peligros del acelerador de partículas, de su nombre real Large Hadron Collider).

Creo que es la primera obra de ficción en el mundo que utiliza el acelerador de partículas. Todo un mérito.

¿Puede contarnos alguna anécdota del rodaje?

Creo que las mejores anécdotas han sido durante el rodaje en el barco, navegando. Entonces, desgraciadamente, no tengo ninguna.

La escena de la furgoneta en la que aparece junto a Irene Montalà y Younes Bachir ¿Es clave para entender la serie?

No conozco la trama entera, pero no creo. Pasan muchas cosas interesantes en este arranque de la serie.

¿Qué le ha parecido trabajar con la actriz Irene Montalà?

No conocía a Irene personalmente y me hizo mucha ilusión conocerla y trabajar con ella. Es una actriz que me gusta en todos sus trabajos. Está disfrutando muchísimo con Julia Wilson y se nota.

¿Ha tenido la ocasión de conocer a otros protagonistas de la serie?

No he trabajado con ellos directamente, sólo con Irene. Me hubiera encantado trabajar con los demás protagonistas. He coincidido en otro trabajos con Neus, Mario y Juanjo. El reparto de protagonistas es excelente (aparte de los ya nombrados, Callejo, Massagué, Suárez… ), esto es marca de la casa.

¿Qué harías si supieses que mañana se acaba el mundo?

Pedirme una caña. No vaya a ser que no se acabe…

Sobre su personaje ‘Philippe’

A pesar de la brevedad en la serie, ¿Cómo describiría a su personaje? ¿Se identificaría con él?

Sí, es muy breve, y no sé mucho de ‘Philippe’, sólo que le gusta dar al «play» y liarla. Esto me gusta. Quiere mucho a su novia Julia pero la deja embarcar intuyendo que la cosa puede salir rematadamente mal. Esto, a mi, me mosquea mucho, algún motivo tendría, ¿no?.

¿Sabremos algo más sobre la relación sentimental que su personaje mantuvo con Julia Wilson?

Creo, y vosotros también, seguro, que Julia Wilson no tardará en emprender nuevas relaciones sentimentales mucho más interesantes.

En una de las escenas el capitán Ricardo Montero descubre unas bragas rojas que su personaje le regaló a Julia Wilson. Un bonito regalo de pareja ¿No le parece?

Sí, precioso. Pero hubiese preferido, que me las dejará de recuerdo antes de embarcar. Alguien me puede explicar para que necesita Julia unas bragas rojas, éstas bragas rojas, en un barco. ¿Es para mosquearse o no?

¿Cómo fue la despedida antes de que Julia Wilson embarcara en el ‘Estrella Polar’?

Sentida y pasional. Aunque el beso haya parecido fugaz, en esta pareja, había mucha ternura.

¿Cómo vivió los últimos segundos en Ginebra antes de que explotase el acelerador de partículas?

Boquiabierto y muy distraído. El pecho de mi compañera Aina me distraía (por exigencias del guión). Ya sabía yo que esto no iba a funcionar.  Pero… ¿Ha explotado?.

¿Cómo se sintió al grabar el mensaje sobre el protocolo de actuación en caso de emergencia? ¿Y la despedida final para Julia Wilson?

Despeinado, descentrado y cansado, con prisas. Me sentía fatal.

¿Podremos disfrutar más de su presencia en la serie?

Ojalá. Gracias por el «disfrutar».

Tercer grado

  • Una virtud: La paciencia, a ratos.
  • Un defecto: La impaciencia, en los otros ratos.
  • Una ciudad donde perderse: Madrid y cualquier ciudad grande.
  • Un libro: Cualquiera de Victor Hugo.
  • Una película: Dos: Cyrano de Bergerac y Star Wars. Cualquiera de Spielberg, Iñarritu, Michael Mann, Scorcese, Berlanga, Audiard. Y una que voy a ver mañana que espero me guste muchísimo, siempre voy muy predispuesto.
  • Una canción: Cualquiera de Underworld, Laurent Garnier, N.E.R.D., Outkast, System Of A Down, John Digweed, Earth Wind & Fire, y de por aqui, Supersubmarina. Pero cada día me gusta una distinta. La de hoy es ésta:  Two Door Cinema Club, «Something good can work» (The Twelves remix). Ayer fue Christian Burkhardt: «Stopover Goa» (original mix);  y anteayer, Digweed & Muir, «Bilder» (club mix), 12 minutos de placer.
  • Un color: Rojo
  • Un estilo de ropa: Cómoda, muy cómoda.
  • Un actor/actriz al que admire: Muchísimos, y suelen ser mayores. A los mayores no se les ve el cartón, están tan seguros de lo que hacen que lo hacen muy bien, disfrutan, y nosotros, espectadores, también. Michel Serrault, un genio poco conocido por aqui, Jean Gabin, Miguel Rellán, Simone Signoret, Fernando Fernán-Gómez, Concha Velasco, Manuel Alexandre, José Luis López Vazquez, Christopher Walken, la inmensa Meryl Streep, etc… Son jóvenes pero Mario Casas y Blanca Suárez me gustan mucho, destacan siempre mucho. Suelo admirar a todos los actores y actrices con los que trabajo: son compañeros de juego, y esto deja huella.
  • Una comida: en un sitio tradicional, sin pijadas; italiana, española, francesa, mediterránea, japonesa, americana… me encanta comer bien.
  • Las tres cosas imprescindibles que se llevaría a una isla desierta: Que mal rollo, no pinto nada en una isla desierta. Y si no queda otra, unas gafas de nadar y unas aletas para salir pitando.
  • Los tres deseos que le pediría a un genio: cine, teatro y televisión.

Christophe Miraval envía un saludo a todos los seguidores de Zona El Barco:

Espero que sigan disfrutando durante muchos meses de las increíbles aventuras del Estrella Polar y su tripulación, y durante muchas temporadas…y que esta web tan buena, Zona El Barco, consiga amenizar la insoportable espera entre un capitulo y otro.

Os mando un cordial saludo, ¡Sigan a bordo!

© Copyright Zona el Barco. Prohibida su copia, reproducción o utilización en cualquier web, blog  o cualquier otro medio.