Zona El Barco

Bitácora del Estrella Polar 3×08: Los hermanos y Gamboa golpean dos veces


Como todas las semanas, os traemos una nueva página del cuaderno de bitácora del Estrella Polar, donde se registran los hechos acontecidos dentro del mismo bajo el particular punto de vista de Andrea (del blog Epic us).

El jueves, tras una semana de ausencia, tuvimos nueva ración de El barco con un episodio que me resultó algo flojo e irregular, aunque tuvo un par de tramas que estuvieron muy bien hechas y, sobre todo, interpretadas. Así que, nada, voy trama por trama as usual ;P

Empiezo con la trama protagonizada por el Tito, que ha sido más de relleno que otra cosa y mirad que yo adoro al Tito con toda mi alma, ¿eh? Pero me ha sobrado un poco. La cuestión es que se ha encontrado con Salodriel en el baño porque está acostumbrado ese, que es el suyo, y ella le dice que no pasa nada, que lo siga usando. En serio, la distribución de los camarotes me plantea interrogantes que ni Cuarto milenio: pero si Salodriel tenía el suyo propio, ¿por qué ahora está en el de Julián?

El problema es que, en esas, el Capi y Julia están a punto de chuscar, pero el Tito les interrumpe para contarle a su marido que Salodriel le está mandando señales para volver. El Capi intenta calmarle, pero el Tito está súper convencido y, de hecho, ha empezado la Reconquista, dejando una colonia en su cuarto de baño. Macho, el Tito tiene que ser un hacha jugando al Risk, ¿eh?

Kang Julián el conquistador.

Mientras el Tito deja otra de sus cosas, siguiendo su pedazo de estrategia, Salodriel le cuenta a Julia que sospecha que Julián le está dejando cosas en el baño para volver con ella. ¡No! ¡Ha descubierto el súper plan del Tito! ¡No me lo puedo creer! Bueno, Julia le recomienda que hable con él.

Por la noche, el Capi y Julia lo vuelven a intentar, pero el Tito les vuelve a interrumpir y encima el Capi no es que lo eche precisamente. Ainss, pobre Julia, que me la tienen a dos verlas porque el Capi prefiere a su marido, xDD. El Capi, por cierto, le dice al Tito que está forzando demasiado la cosa, pero éste no escucha ni razona y decide que al día siguiente le pide volver a Salodriel.

Cara de “yo esa puerta la tapio y al pesado ese lo emparedo dentro”.

Sigo siendo un hacha interpretando gestos, lo sé, xD.

Al día siguiente, el Tito va a hablar con Salodriel con ramo de flores incluido y se pone a hablar de señales, pero la mujer le entiende mal y le dice que es un alivio que no quiera reconquistarla. Menos mal. Porque si no el ridículo que habría hecho el Tito iba a ser mortal. Éste, por cierto, recula y se marcha como si nada, aunque tiene que tener la patata pulverizada. Ainss, si es que…

Al final, la doctora va a la sala de mandos donde está el Capi dispuesta a tener lo suyo y el Capi también lo está… Hasta que ven pasar al Tito como alma en pena y Julia le dice al Capi que vaya a consolarle. La pobre Julia ya se nos ha hecho a la idea de que los otros son un matrimonio, al parecer. Total, que el Capi va a cubierta donde está el Tito con uno de sus puros y tomando chupitos (me asombra que no sea Coca-Cola, dicho sea todo) y tienen un momento de intercambio psíquico muy cuco ^^

Por otro lado, hemos visto las consecuencias de que Max haya ocupado el lugar de Ulises y es que durante el desayuno todos le ignoran. La cuchipandi barquera se muestra especialmente borde encabezados por un Ramiro que ahora defiende a muerte a Tonteo, cuando unos meses antes casi lo ajusticia. Just saying. Lerdieta contempla la escena con cara de circunstancias, aunque se queda con Max Lenguadeplata. Por cierto, será porque Max me cae bien, pero la cuchipandi me ha resultado desagradable en exceso.

PriscillAinhoa y CaliMax.

Esa misma noche, el Capi que ha visto el desplante del desayuno, se presenta en el camarote de los chicos y les obliga a que Max Lenguadeplata duerma en la litera de Tonteo tras echarles un rapapolvo tremendo. Los chicos siguen en Taylor Swift mode on, así que, siguiendo el ejemplo de Ramiro, se marchan a dormir al camarote de las chicas súper ofendidos. A Ainhoa no le parece bien lo que están haciendo porque Max no se lo merece y decide irse con él. Vilma le dice que cómo no se lo va a merecer y que es su novio el que se quedó en el edificio, pero Lerdieta les dice que no tienen ni idea, que fue Ulises el que decidió quedarse, así que todos se quedan con cara de idiota.

En la sala de mandos, Max Lenguadeplata está hablando con la gente del hotel, cuando llega Ainhoa. Le pregunta si quiere hablar con Ulises, pero ella le dice que no y él comenta que tiene que ser difícil dormir sin la persona amada y que siente haberlos separado, pero Lerdieta le quita importancia. Ella, de paso, le dice que tenga paciencia con los demás y él señala que en tierra sería más fácil hacer las paces. Ains, que miraditas. Jo, es que me encantan juntos estos dos, Blanca y Jan tiene muy buena química :3

Si es que son amor :3

Al día siguiente, ya por la noche, Max Lenguadeplata va a los baños y Ramiro sigue mostrándose de lo más nice, pero el primero se harta. Dice que no viene a ocupar el lugar de nadie, ni a quitarles nada, que si está ahí es por la gente del hotel, que le escogieron y, entonces, empieza a mostrarles fotos de la gente del hotel. Todos le dieron una foto para que no se olvidara y que Ulises sólo es un recordatorio para que sepan que el barco va a volver y que, si ellos han dejado a uno, él ha dejado a 200. También dice que estén tranquilos que dormirá en la bodega y todos vuelven a quedarse con cara de pazguatos.

Luego, Max Lenguadeplata está solito en la bodega cuando se presentan los demás dispuestos a hacer una fiesta de pijamas para hacer las paces. Y a todo esto Ainhoa y Max se me sonríen y yo me muero de amor, ainss.

Después, la trama con más peso ha sido la protagonizada por EmoSol, que ha sido la voz en off del episodio. Mientras habla sobre la muerte y que los demás llorarán a otra persona, hemos visto como amortajaban su cadáver y lo tiraban por la borda. La verdad es que esta primera escena ha sido una pasada, les ha quedado muy, muy bien y muy efectiva. Mola.

Retrocedemos un día. En la cubierta, EmoSol le confiesa a Piti que es virgen y, claro, dado que Piti es un macho ibérico latin lover no lo entiende. EmoSol dice que todavía no ha aparecido ese chico y tontean un poco, aunque justo entonces aparece Palomares que se quiere dar un bañito, por lo que los tres chicos se tiran al agua. Sin embargo, el placentero baño se vuelve una putada cuando descubren que están cubiertos de bichos.

Mientras tanto, en clase Rodolfo Langostino les está enseñando a hacer nudos y Estela se acaba pegando una hostia terrible porque EmoSol no sabe hacer el nudo. Rodolfo le echa una bronca del quince y entonces se da cuenta de que lleva lentillas, algo que no recuerde que esté en su expediente.

Gamboa: “¿Lleva lentillas?”

 

Sol: ¡Hostia puta! ¿Pero este quién es? ¿Superman con su visión de rayos x o qué?

Y eso que sólo tiene un ojo bueno. De todas maneras yo con esto hombre lo flipo, si tiene más cualidades que un superhéroe.

De ahí que EmoSol recuerde estar en el Laguna negra practicando esgrima… con su hermana gemela Elena. Lo puse en tuiter y me reitero, me parece fatal que la gemela no sea Luna. En realidad, EmoSol es Elena y la otra es Sol, que se va a cambiarse porque se va a ir a un concierto con su novio. En esas, llega el susodicho y EmoSol se hace pasar por su hermana para pillar cacho.

En el presente, la doctora trata al trío de amigos y les deja muy claro que tienen sanguijuelas, pero que no pueden quitárselas. Así que tienen que aguantar con ellas hasta que se caigan por sí solas, dándose vinagre para que las mate. Comentar que Ramiro está de un gracioso subido y me desorino con sus comentarios hacia Piti, que sigue empeñado en tirarse a EmoSol. Lo malo es que descubre que tiene una sanguijuela en las pelotas… Dios… Joe, pobre Piti, si es que lo que no le pase a él, xD.

Al día siguiente, EmoSol se está lamentando de que Rodolfo la odia y se replantea el tema de los elegidos, pero Vilma le quita importancia a ambas cosas. EmoSol dice que ella no es una elegida (a todo esto, Rodolfo está revisando las cosas de EmoSol y descubre una foto de las gemelas) y Vilma le dice que es una elegida por ella, para ser su amiga y su confidente. Me hace gracia porque Vilma y Sol no habían coincidido hasta la fecha y al parecer ahora son amiguísimas, pero, bueno, aceptemos pulpo como animal de compañía. ¿Tanto cuesta haberles dado escenas juntas previas, digo yo?

EmoSol vuelve a recordar: el novio de Sol tarda cero coma en pisparse de que no es su novia y se aparta. EmoSol se pone a preguntarle por qué no la eligió a ella si eran iguales y tal y el novio responde que porque Sol no es una tarada que se hace pasar por su hermana y la deja plantada. EmoSol se nos pone a llorar, mientras Sol lo veo todo.

De vuelta al presente, Piti sigue empeñado en que EmoSol le manda señales para tener una cita, aunque Palomares intenta convencerle de que a lo mejor se está equivocando y que dormir con alguien puede significar otras cosas. Me gusta pensar que Vilma es especial para Piti porque no fue directamente a tirársela, sino que antes hubo muchos más acercamientos. Por cierto, muchos paralelismos veo yo entre Tito-Capi y Piti-Palomares, por cierto. Bueno, Piti para mojar hace lo que sea, hasta mojarse los huevos en agua hirviendo para deshacerse de la sanguijuela. Jo, macho, que ganas de escalfarse los huevos.

Esto duele sólo con verlo.

Por cierto, como el talento oculto de Piti sea que es un macho ibérico, está poniendo en peligro su continuidad en el Estrella. Just saying.

Por su parte, EmoSol tiene que reunirse con Rodolfo que le dice que, según su informe, no tiene problemas de vista, pero sí una tesina sobre la química del carbón, así que le planta un examen sobre el tema. EmoSol, acojonada (y no me extraña… ya sólo por el examen de química y encima Rodolfo en plan amenazador… Buff, pobrecita), le pregunta qué tiene que ver eso con los nudos y Rodolfo le dice que tiene que ver con Sol Torres y que si ella no es Sol, tiene un problema.

EmoSol vuelve a recordar como su hermana, tras lo sucedido, va y la consuela. Sol le dice que nunca la ha visto contenta (si es que es muy emo, si ya lo decía yo) y EmoSol le reprocha que no entiende nada, que es más lista y más todo y que es asquerosamente perfecta. Ahí, citando a Santiago Segura, ¿eh? Ainss, hija, qué intensidad, si pareces sacada de Canciones para Paula. Sol le dice que le han dado la beca del Estrella (¿pero no le mandaron la carta como a los demás? Más misterios de la continuidad, como lo de Ramiro) y que se intercambien y le da un colgante.

Lo de Sol y Luna quedaría cojonudamente en esta imagen, no me digáis que no. Además, si las hubieran apellidado Lovegood ya habría quedado estupendo.

Jo, guionistas, me habría conformado hasta con Pili y Mili. Tsk.

A todo esto, Piti que va a lo suyo se pone de punta en blanco para buscar a Sol (y de paso le llama doctor House a Ramiro, algo que apruebo muy mucho ;P) y Vilma le dice que está muy guapo. Y estoy a punto de tirar fuegos artificiales porque como tampoco es que me den mucho más, pues ya me emociono hasta con que se dieran los buenos días, qué le vamos a hacer.

Cosas a tener en cuenta de esta escena:

1. La miradita que le echa Vilma a Piti en cuanto lo ve entrar TAN guapo.

2. Cada vez que se nombra a Sol, la cámara muestra a Vilma y no parece especialmente contenta.

3. MUERO con el “estás muy guapo” y las miraditas que se intercambian :3

Pero EmoSol, sin embargo, tiene otras preocupaciones porque Rodolfo le dice que tienen un problema: todos los del Estrella son elegidos, pero ella no, ella sobra. A mí Rodolfo me dice eso y es juro que me hago caquita ahí mismo, vamos. Bueno, a la pobre EmoSol poco le falta, la verdad. Rodolfo, entonces, le dice que, quizás, sea mejor que su hermana, así que, como las hermanas practicaban esgrimas, puede demostrarle que se merece estar ahí… con un duelo de palos. Me siento muy decepcionada porque lo acaban con palos, yo quiero espadas, una plancha para que el perdedor caiga al agua y sombreros piratas, que para eso Rodolfo me lleva un parche.

Tras el duelo, EmoSol resulta vencedora, por lo que Rodolfo la felicita por superar un trauma de la infancia, pero ella pasa e intenta escapar. No obstante, no puede, ya que Rodolfo la agarra, mientras le dice que, desgraciadamente, ser tan buena como Sol no la convierte en ella y que, por tanto, no puede estar ahí. En el forcejeo a EmoSol se le cae el colgante que le dio su hermana. Rodolfo, entonces, le dice que la va a estrangular, pero que no es culpa de nadie y que esté tranquila… Oh, sí, claro, relajadísima, para eso llévala al SPA secreto, hombre. Como no quiere que sufra, le pinza algo en el cuello para que la sangre no le llegue al cerebro y muera sin dolor. Mientras EmoSol muere le dice que no se preocupe, que no le contará a nadie y justo después volvemos a oír la voz en off con el tema de que su lápida no llevará su nombre.

He de decir que me ha gustado cómo les ha quedado la escena, me ha parecido interesante lo cruel que ha sido (hacerle creer que se podía escapar cuando no tenía escapatoria es MUY cruel, pobre muchacha), pero al mismo tiempo Rodolfo ha sido hasta delicado para lo que era la situación. No sé, me ha parecido una muerte bastante lograda y los actores han estado magníficos, sobre todo Alba Ribas =D Así que, bueno, adiós, EmoSol, no me molabas, pero, al menos, has tenido un digno final.

Adiós, Sol-Alba Ribas, captura en la que sales muy guapa en honor tuyo.

Y, ya sabéis, para acabar me reservo lo que más me ha gustado, que, para variar, ha sido Burbuja. La cuestión es que Tonteo intenta hablar con Lerdieta, pero esta no quiere y sus amigos flipan un poco, así que se va a la cocina cabreada. Ahí se topa con Burbuja, al que le pega un par de voces, por lo que éste le dice si está enfadada porque la gente que se quiere tiene que estar junta y Tonteo no está (Tonteo se fue, Tonteo se escapa de mi vida… Vale, dejo ya a Nek tranquilo). Lerdieta dice que la gente que se quiere no se guarda secretos y que Ulises tiene uno muy grande, así que es mejor que estén un tiempo separados.

En esas, tira unos pescados, así que Burbuja los recoge y, por casualidad, encuentra un libro sobre aceleración de partículas escrito por Roberto Cardeñosa. Al oírlo, Ainhoa se queda lívida. Mientras Burbuja deduce que lo escribió él, Lerdieta intenta quitárselo, pero él no se lo permite porque es suyo, que lo escribió él. Lo ojea y descubre una que hay una dedicatoria a su hermana Salomé, por lo que el pobre Burbuja tiene un momento a lo Luke Skywalker y le pregunta a Ainhoa (cuya mirada le podría romper la patata al más pintado) que por qué Salodriel nunca le ha dicho que es su hermana.

Esta escena es como Toy Story 3: te destroza por dentro y, si no, es que no tienes alma, xD.

Burbuja insiste con el tema y Ainhoa intenta mediar, diciendo que a lo mejor Salodriel no sabía cómo decírselo. Sin embargo, Burbuja está convencido de que Salodriel se avergüenza de él porque es tonto y no habla bien. Ainhoa le deja muy claro que no es tonto y que, de hecho, cada uno tiene lo suyo. ¿He dicho ya lo que gana Ainhoa cuando no la juntan con Ulises? Si es que parece otra. No obstante, pese a que lo intenta, no logra convencer a Burbuja de que no pasa nada porque él cree que, como ella misma ha dicho, la gente que se quiere no tiene secretos.

Ainhoa le cuenta a Salodriel lo sucedido, mientras Burbuja está escondido en cubierta. Al día siguiente, las dos le están buscando y, vía walkie, Burbuja le pregunta que por qué nunca le dijo que eran hermanos. Salodriel intenta que baje del palo mayor, pero Burbuja no está por la labor y le reprocha que ella sea como su burbuja: que le impida recordar. Jo, en serio, que tengo un límite y esta trama está matándome T0T Si es que Burbuja me da una pena y encima Iván Massagué lo hace de bien.

Más tarde, EmoSol habla con él sobre su hermana. Le dice que la odiaba porque era mejor que ella, que siempre se peleaban, que ambas se avergonzaban de la otra, pero que eso ya no importa porque su hermana ya no está… pero Salomé sí. Le dice que son de los pocos hermanos que quedan y que los hermanos siempre se perdonan.

Burbuja vuelve a su camarote y está abrazado a su peluche (y yo quiero abrazarle y decirle que todo va a salir bien) cuando Salodriel le pide que salga. Burbuja le pide que se vaya, pero ella le pasa una foto a través de la puerta de cuando eran pequeños y empieza a contarle cosas, mientras le va enseñando más fotos. Tras que le muestre una de cuando él despertó tras el intento de asesinato, Burbuja abre la puerta y Salodriel le convida a una Coca-Cola, ¡cómo no! Estos en Nochevieja ni brindan con champagne ni nada, ¡Coca-Cola, hombre que sí!

Lo que ha unido la Coca-Cola, que no lo separe el hombre.

Al final, cuando Burbuja le pregunta por qué no le dijo que era su hermana, Salodriel le cuenta que él mismo se lo pidió para protegerla, pero que no sabe por qué lo hizo. Entonces, ella le dice que pueden ser hermanos en secreto y se ponen a decir las cosas que pueden hacer. Oh, qué monos.

Esto ha sido todo por esta semana. El próximo parece lleno de emociones o, al menos, entre los torsos que promete el club de la lucha que han improvisado, los besitos entre las parejas que me molan y los flashbacks de Max, yo estoy emocionada. Que parece que Max es hombre de Roberto, jujuju, eso sería taaaan guay. Por favor, que sea así, por fa, por fa, por fa.

Haz clic aquí para ver todas las fotos del capítulo

Chuleta de motes

Como sé que para muchos es la primera vez que leéis estas crónicas y que el proceso mental que me lleva a crear un mote es retorcido, extraño y demás, he decidido adjuntar una chuleta para que sepáis cuáles son los motes de ciertos personajes y a qué vienen 😉

Ainhoa y Ulises: Los pongo juntos porque estos también son como los yogures, vienen en pack. Con sus idas y venidas amorosas, les he bautizado de varias maneras, Los tórtolos, Los amantes de Teruel (tonta ella y tonto él) y siguiendo ese proceso, pues al final se quedaron con Tonteo y Lerdieta.

Capitán Montero: Bueno, a Ricardo siempre le he llamado Capi porque le tengo mucho cariño y por lo evidente, of course.

Gamboa: A Gamboa siempre le he llamado Rodolfo Langostino. ¿Por qué? Bueno, básicamente porque soy tan tonta que cuando escuché “Gamboa” por primera vez me dije: ostras, si le quitas la “o” se queda en Gamba… Una gamba en un barco con acento… ¡Rodolfo Langostino! Que conste que le llamo así porque le tengo mucho cariño al personaje, pese a ser el malo maloso.

Julián De la Cuadra: Yo siento devoción por este hombre, en serio, me encanta y me gusta verlo en plan tío de Ainhoa y Valeria, así que de ahí saqué

Max: A Max le puse mote (Max Lenguadeplata) hace relativamente poco, tras darme cuenta de su asombrosa habilidad para inventarse cuentos chinos que encima los demás se creen (las manos de pianista de Ainhoa, lo de que trabajaba como pianista…) y recordé a la protagonista de La materia oscura y me pareció muy adecuado ponerle el apellido que se gana Lyra por contar la misma clase de historias.

Salomé: Si no habéis visto La comunidad del anillo, os diré que empieza con la voz de la elfa Galadriel diciendo “El mundo ha cambiado, lo siento en el agua, lo siento en la tierra, lo huelo en el aire”, así, como con mucho misticismo, epicidad y demás. Pues bien, hubo un episodio en que Salomé se puso en ese plan y desde entonces, y porque la mujer suele ser muy sabia, la llamo Salodriel.

Sol: A Sol le puse de mote EmoSol durante el segundo episodio, en el cual demostró ser la alegría de la huerta y tuvo un momento emo brutal cuando Piti le preguntó cuál era su mejor momento en el Estrella Polar y ella comentó que sólo había sufrido.