Zona El Barco

Análisis del capítulo 1×13 de El Barco: “Esperando un milagro”


El Barco 1x13 Esperando un milagro

¿Qué le pasó a Gamboa?

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Los alumnos están desayunando, cuando salta la alarma, y uno de los marineros baja al comedor para decirle a Ricardo que han encontrado a Gamboa. Ricardo ordena a los alumnos que se queden abajo, mientras que Julián baja para liberar a su hijo. Mientras Julia trata de resucitar a Gamboa, Ainhoa sube a cubierta. En ese momento, Gamboa despierta, y al ver a Ainhoa la abraza, diciendo que no recuerda nada de lo ocurrido, y enseguida se desmaya de nuevo.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Mientras se llevan a Gamboa, Ricardo estudia un mapa, y le dice a Julián que las circunstancias son muy extrañas: desde que desapareciera Gamboa, han hecho más de doscientas millas, y a pesar de todo ha aparecido delante de ellos. Julián postula la posibilidad de que ellos fueran haciendo una curva mientras que Gamboa fue en línea recta, pero así y todo no le cuadra a Ricardo.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Valeria baja a ver a Gamboa, que parece estar dormido, pero se despierta. Valeria le pregunta si ha estado en el cielo, y Gamboa dice que no, para luego preguntarle por qué piensa eso. La niña dice que en su radio escuchó la voz de su madre y luego la de él (lo primero es dudoso, pero lo segundo… uhh, este tío tiene una radio), y Gamboa le contesta que no es posible. El hombre le pregunta si le puede dejar su muñeca, y Valeria dice que no, ya que no le cae bien, pero Gamboa le coge la muñeca de todas formas y Valeria se va.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Ramiro está en su habitación, pensando: cuando Ulises volvió, se metió en el cuarto de Gamboa y cogió todas las cosas que había allí. Lo hizo para que condenaran a Ulises, porque creía que Gamboa estaba muerto. Sin embargo, ahora que ha descubierto que no es así, está dispuesto a tratar de sacarle la verdad.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Ainhoa baja a la enfermería, para ver cómo se encuentra Gamboa, y le pregunta a Julia si es verdad que Gamboa tiene amnesia. Julia responde que es posible que haya sufrido de algún tipo de amnesia por el trauma, y que si ha ocurrido eso es importante no decirle a Gamboa nada que lo altere, lo cual fastidia los planes de Ainhoa, que quería decirle a Gamboa que lo habían dejado antes de que se fuera. Cuando Ainhoa se va, Julia hace un análisis de la sangre de Gamboa, y descubre que la herida ha cicatrizado. Gamboa se despierta. Cuando Julia lee los resultados del análisis, se asombra al ver que hay insulina en la sangre: Gamboa se provocó el desmayo inyectándose insulina. El profesor la agarra y la chantajea, sugiriendo que si le dice la verdad al capitán el contará lo que sabe de ella.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Cuando Ricardo y Julián bajan para preguntar cómo está Gamboa, Julia les dice que está estable, pero ni Ricardo ni Julián se lo tragan, ya que supuestamente ha estado siete días en la balsa y tiene demasiado buen aspecto como para ello. Julia trata de dar evasivas, diciéndoles que Gamboa es su paciente y que no está preparado para ser interrogado.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Con todo el mundo arriba en el club, viendo la televisión, Ramiro baja a la enfermería y le pregunta a Gamboa qué es lo que está pasando, por qué tiene todas esas fotografías de Ainhoa, y lo que ha hecho por él. Gamboa le recuerda a Ramiro que, si bien prometió que nunca iba a mentirle, hay cosas que no puede contarle todavía. Le dice que siguió a Ainhoa durante todo ese tiempo porque sabía que era la hija del capitán y necesitaba saber el máximo posible sobre ella para cuando fuera enviado a bordo del Estrella Polar. Entonces, Gamboa le hace un regalo: una manzana. Ramiro comenta asombrado que la fruta se acabó hace semanas, y Gamboa le cuenta que eso forma parte de las cosas que todavía no puede contarle. Antes de irse, Ramiro le dice a Gamboa que Ulises y Ainhoa están juntos.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Cuando más tarde Julia baja a la bodega a hacer ejercicio, Ricardo entra allí y le exige a Julia que le cuente lo que sepa, ya que ahora Ricardo está seguro de que Gamboa no ha estado todo el rato en la balsa: de las veinte bolsas de agua que tenía la balsa, sólo estaba abierta una, y todavía quedaba agua en ella, mientras que las bolsas de medicinas no están abiertas, y considerando el buen estado físico en el que se encontraba Gamboa, está claro que alguien oculta algo, y que Julia está cubriendo a Gamboa, pero Julia dice que no tiene idea alguna.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Mientras Ulises está abajo, en el agua (ver Móviles) con Ainhoa vigilando, Gamboa aparece. Ainhoa le dice que lo habían dejado antes de que se fuera, y Gamboa la corrige, diciendo que fue ella quien quiso dejarlo a él. Entonces, Gamboa le dice que si ella no quiere seguir con él, lo respetará, pero que no puede permitir que esté con Ulises, y que si sigue con él lo matará a él, a Ricardo y a Valeria. Con su mensaje dado, Gamboa se va, dejando aterrada a Ainhoa.

Móviles

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Ramiro está en el comedor, aturdido por la noticia sobre Gamboa, cuando empieza a escuchar un pitido. Ramiro se da cuenta de que es un móvil, y corre abajo para coger el suyo, seguido de sus compañeros. El chico mira lo que hay en su móvil y descubre asombrado que ha recibido un mensaje en el móvil. Todos los demás corren a sus habitaciones, y se encuentran con que también tienen mensajes en el móvil.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Todos los mensajes son el mismo: SOS 23º0′ 120º0′. Es un mensaje de socorro con unas coordenadas. Los alumnos preguntan qué es lo que van a hacer, y después de que Julián señale que el sitio está a unas doce horas, Ricardo dice que van a dirigirse hacia allí. Ramiro dice que puede que les haya pasado algo similar a lo suyo, o que sea una trampa, y que puede que no sea buena idea ir hasta allí. Julián dice que da igual, ya que el hecho de que hayan recibido una señal significa mucho más que ese simple hecho: significa que hay alguien más con vida ahí fuera. Todos lo celebran.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Esa noche, Burbuja está viendo una película – Qué bello es vivir – en la televisión. Ulises pasa junto a él, y ve asombrado que no es un DVD, sino que es una señal de televisión. Burbuja explica que están emitiendo la película en un bucle infinito, de forma que cuando se acaba empieza de nuevo. Todos los alumnos se acercan a la pantalla, asombrados, ya que es la primera vez en semanas que ven una televisión en funcionamiento. Al final, un buen número de los alumnos se queda a ver la película, en muchos casos sentándose por parejas, e incluso llegando a cantar los villancicos que aparecen.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

A la mañana siguiente, el barco ha llegado a las coordenadas, pero no hay señal alguna de quién ha podido enviarla. Ulises dice que puede bajar en el traje de buzo y comprobar si el barco se ha hundido, y
Ricardo le da permiso, pero también le da un límite de tiempo antes de irse. Valeria aparece entonces, trayendo su radio, por la cual está empezando a sonar el villancico de la película Qué bello es vivir, y entonces empieza a sonar por todas las frecuencias. Cuando vuelve más tarde, Ulises no ha encontrado ningún barco abajo, pero sí una lata de judías casi intacta, así que está claro que un barco ha estado allí menos de cuatro horas antes.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Mientras, Burbuja ha estado llamando por la radio en todas las frecuencias, dando los datos del Estrella Polar, una a una, repitiendo el mismo mensaje, pero no consigue recibir respuesta por la radio. Sin embargo, alguien en ese momento llama al teléfono satélite del barco, y Burbuja lo coge, para luego llamar a todos los otros miembros de la tripulación. Ricardo, asombrado, coge el teléfono, y en ese momento la televisión empieza a mostrar imágenes de un hombre, que es el que está al otro lado del teléfono. Éste se identifica como capitán Hopkins (americano o inglés, seguramente) y dice que su barco necesita la ayuda del Estrella Polar, ya que sólo le quedan cuatro horas de vida.

¿Ha muerto el romanticismo?

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Durante la celebración por descubrir que ya no están solos, Andrés besa a Vilma, para sorpresa de ésta y de Piti. Piti es el que peor se siente, ya que desde que se dio cuenta que estaba enamorado de Vilma no sabe lo que hacer.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Poco después, Vilma está buscando desesperadamente algo dulce en la cocina (esos antojos), mientras Salomé se queja de que no sabe lo que hacer con Julián: últimamente, parece estar un poco cambiado, y aunque él lo achaca a distracciones, ella cree que pasa algo más. Después de que Salomé le da una bolsita de azúcar que todavía quedaba, Vilma le enseña una cosa: últimamente, se está encontrando entre las páginas de su libreta pajaritas de papel con la palabra SONRÍE escrita en ellas, y sugiere a Salomé que haga algo romántico por Julián. Cuando Salomé le pregunta a Ulises qué podría regalarle a su padre, Ulises comenta que a su padre le gusta comer con pan, y que hace días que se acabó.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Por la noche, Piti organiza una timpa de póquer con dados en la que los demás se apuestan comida que han ido guardando durante el viaje. Andrés pasa cerca, y comenta lo estúpido de lo que están haciendo, considerando la situación en la que están. Estela sugiere que se apunte a jugar, pero Piti se burla de él, diciendo que es cura y no le está permitido jugar, pero Andrés acepta el reto, para poder recuperar la comida y devolverla a la cocina, jugándose su bote de ostias consagradas.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Sin embargo, de alguna manera Piti logra ganarse toda la comida (desafiando las leyes de la probabilidad) hasta que Estela se queda sin nada. La chica intenta que Piti le deje algo, pero el chico dice que sólo acepta préstamos o pagarés. Estela pregunta si se aceptan prendas. Piti dice que no, no vaya a ser que ofendan a Andrés, pero este dice que sí. Muy pronto, todo el mundo salvo Piti está casi desnudo, y le toca a Andrés quitarse los calzoncillos, que es lo único que le queda. Piti le increpa entonces porque lo considera un hipócrita, por el juramento de castidad que hizo al hacerse cura para luego besar a Vilma. Entonces, Andrés saca su alzacuellos y hace una apuesta: si pierde, renuncia al sacerdocio para siempre, pero si gana, Piti renuncia a la paternidad del hijo de Vilma. Tras un momento (muy corto) de duda, Piti acepta, y Andrés coge el cubilete, para luego ponerlo bocabajo sobre la mesa, pero en ese momento aparece Vilma y le dice a Andrés que siga.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

A la mañana siguiente, Julián baja a su camarote y se encuentra a Salomé haciendo algo sobre la cama, y cuando lo ve la mujer le sonríe, y le dice que ha estado toda la tarde del día anterior y la última noche en vela, buscando suficiente harina y amasando, para hacer algo que regalarle: una hogaza de pan fresco. Julián se sorprende al ver lo que Salomé ha hecho por él, y la besa. Cuando ésta le dice que quiere estar con él para siempre, Julián decide – teniendo muy en cuenta que está enfermo – preguntarle a Salomé si quiere casarse ahora. Tras unos segundos de duda, Salomé le dice que sí.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Arriba, en el comedor, todos los alumnos están reunidos, mirando por las ventanas dónde está el barco que supuestamente los ha avisado (ver Móviles). Piti ve a Vilma y se acerca a ella, para disculparse por lo que pasó el día anterior (queda implícito que al final fue Andrés el que ganó la partida), y le dice que, a pesar de todo, todavía quiere ser el padre del hijo de Vilma. Vilma le dice que no, que ya se esperaba que ocurriera algo así, que Piti hiciera el idiota o se echara novia, y que entonces la dejaría, pero Piti le dice que va en serio, hasta que al final Piti le dice que está enamorado de ella, y le dice que lo que ocurrió en la timba fue porque estaba enfadado con Andrés, porque la había besado. Vilma le sonríe, y le pregunta por lo de las pajaritas de papel, pero Piti no sabe nada de las pajaritas. Al final, resulta que era Andrés el que había estando dejando las pajaritas entre las cosas de Vilma, de lo cual ella se da cuenta al ver que la libreta de Andrés tiene escrita en todas las hojas la palabra SONRÍE, y cuando le pregunta Andrés dice que se las hacía porque le gusta verla sonreír.

¿Consuegros?

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

La noticia de la reaparición de Gamboa produce algo de separación entre Ulises y Ainhoa, especialmente después de que resulte que Gamboa tiene amnesia (o eso hace creer a los demás), ya que Ainhoa siente que no puede ser pareja de Ulises hasta que vuelva a decirle a Gamboa que ya no quiere estar con él.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Mientras, Julián va a ver a Ricardo, y le cuenta que sus hijos están juntos, así que si la pareja cuaja, serán por fin familia. Sin embargo, Ricardo no se toma la noticia tan bien como Julián se esperaba. Ricardo dice que no le gusta mucho la idea de que los dos estén juntos, especialmente después de que Ulises estuviera con Julia para luego dejarla. Julián dice que a Ulises le ha gustado Ainhoa desde el primer día, pero Ricardo dice que eso es peor, ya que implicaría que Julia no fue para Ulises más que un pasatiempo. Julián señala que Ainhoa no es precisamente un dechado de virtud, ya que se lió con Gamboa y se fue a vivir a su camarote a los pocos días de empezar (y que no señale que Gamboa había amenazado con matar a Ricardo y Ainhoa se liara con él a pesar de todo… magnífica ocasión perdida). Los dos discuten y al final se van.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

A la noche, mientras los alumnos, Burbuja y Julián están viendo la televisión, Julián le dice a Burbuja que le diga a Ricardo que quien se está acurrucando es Ainhoa con Ulises. Burbuja entonces decide hacer que los dos se reconcilien con el clásico “mensajero-que-cambia-el-mensaje”, cambiando lo que Julián y Ricardo dicen. Al final, Julián decide agarrar un par de copas y una botella de coñac y salir a cubierta, para poder compartirla, y los dos amigos se abrazan.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Ulises y Ainhoa quedan en la cubierta, y Ainhoa lleva con ella la flor que salió el otro día del terrario que montaron en la bodega. Ulises la coge en brazos y hace amago de saltar al agua, pero en realidad los dos caen a una de las redes que hay en el lateral del barco. Los dos contemplan las estrellas, y Ainhoa comenta que está alegre de que, a pesar de una gran parte de la humanidad ha muerto, todavía hay cosas bonitas, como los besos. Ainhoa pregunta a Ulises si alguna vez le ha pasado que ha estado con alguien a quien no quiere dejar de besar. Ulises responde que sí, y los dos se besan (por fin, gritaron en ese momento todos los ainhoulisistas).

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

A la mañana siguiente, resulta que Ainhoa y Ulises han dormido juntos en cubierta, y así es como se los encuentran Ricardo y Julián. Cuando Ricardo le dice a Ulises que no han encontrado el barco, Ulises sugiere que puede bajar abajo en el traje de buzo. Ricardo da su conformidad, y Ulises se pone el traje de buzo, para luego atarse un cabo a la espalda y darle el otro extremo a Ainhoa, para que pueda sacarlo si pasa algo.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Varios minutos después, Ulises no ha salido aún, y Julián le dice a Ainhoa que saque a Ulises de abajo. Al tirar de la cuerda, descubren que ha sido cortada. Julián se va a buscar otro traje, y entonces aparece Gamboa. Gamboa le dice a Ainhoa que no quiere que ella esté con Ulises, diciendo que ha tenido la posibilidad de matarle tres veces ya para luego dejarlo ir (el encuentro con las pistolas de arpones, el incidente en la sala de máquinas y la balsa) y que no habrá una cuarta vez, para luego amenazar con matar también a Ricardo y Valeria si no deja a Ulises. En ese momento aparece Ulises, un poco alejado del barco, llamando la atención de Ainhoa.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Ainhoa está en el bar del barco, y Ulises aparece todavía con el traje de buzo, para darle a Ainhoa un trozo de coral rosa muy valioso que ha encontrado en el fondo del mar, diciendo que se había soltado de la cuerda precisamente para poder cogerlo. Ainhoa empieza a llorar, y le dice a Ulises que en realidad no está enamorada de él, que se ha equivocado, y se va (entiendo que los guionistas quieran que haya un poco de conflicto, pero joer, una cosa es conflicto y otra muy distinta INCOMPRENSIBLE, AGI******DA ESTUPIDEZ por parte de Ainhoa: niña, ¿no se te ocurre pensar que puedes decirle a tu padre lo que ha dicho Gamboa, y como premio Gamboa es encerrado en un camarote para el resto de los días?). Ulises se enfada, naturalmente, y golpea con rabia la barra del bar.

Los secretos de Julia

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Después de que Gamboa le recuerde que conoce sus secretos, Julia recuerda una reunión que tuvo varios meses antes de que empezara su viaje: un grupo llamado FND (desconozco su significado) la ha contratado para una parte del proyecto del acelerador de partículas, basándose en su amplio currículo. Tras un vistazo al contrato – con Julia comentando que hay demasiados ceros en la cifra del sueldo – la mujer lo firmó.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Sin embargo, eso no es lo único que ocurrió: en esa misma reunión, se le dio una larga lista de cláusulas de confidencialidad sobre lo que debía mantener en secreto sobre su trabajo. Esto se debe a que ahora forma parte de algo llamado Proyecto Alejandría (vaya, no han tardado ni una temporada en establecer similitudes con El Internado), en el que 13 países (aventuro que son Alemania, Australia, Brasil, Canadá, China, España, Estados Unidos, Francia, India, Israel, Japón, Reino Unido y Rusia) están colaborando y que debe mantenerse completamente en secreto, pues si saliera a la luz las consecuencias serían imprevisibles.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Varios meses después, Julia trató de dejar el trabajo. Philippe la llamó varias veces, para decirle lo peligroso que era intentar hacer eso. Julia entonces preguntó en broma si iban a matarla si no volvía al trabajo, pero cuando Philippe no le dijo nada Julia se dio cuenta de que, efectivamente, llegarían a matarla si trataba de irse de la lengua. Cuando Philippe colgó el teléfono, se encontró a Roberto fuera de su laboratorio, esperando.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

Aparentemente, a cada miembro del Proyecto Alejandría se le asignaba un compañero, denominado “facilitador”, cuyo trabajo era facilitar – como su nombre indica – el trabajo de los miembros del Proyecto, y queda implícito que dicho facilitador estaría encargado de matar a su asignado si fuera necesario, y a Julia le presentaron a su facilitador en la reunión en que fue contratada: Gamboa.

El Barco 1x13 Esperando un milagro

De vuelta al presente, Julia se encuentra con Gamboa y le dice que no puede seguir adelante, guardando secretos, y que quiere contarle al capitán la verdad. Gamboa le dice a Julia que eso no puede ser, y la anima a que siga callada.

Análisis redactado por Milarqui e imágenes capturadas por forofa para Zona El Barco. Prohibida la copia y reproducción.